Comunicados

Estalla crisis social en el Cesar por despidos masivos del Grupo Prodeco

La Guajira, 20 de febrero de 2021

Cien familias del Cesar y el Magdalena que devengan su sustento de las minas La Jagua y Calenturitas fueron notificadas ayer de la cesación unilateral de su contrato de trabajo por el Grupo Prodeco, multinacional concesionaria y operadora de estas explotaciones de carbón a cielo abierto. La grave acción, hace parte del plan de la multinacional de abandonar la concesión que se comprometió a operar frente al Estado colombiano, argumentando que la explotación ya no le es rentable, luego de 30 años de obtener inmensas ganancias con nuestros recursos naturales.

Desde ayer, 19 de febrero, Sintracarbón y Sintramienergética realizan plantones y protestas a las entradas de las Minas Calenturitas y La Jagua.

Sintracarbón Nacional y sus seccionales La Jagua y Ciénaga, rechazan contundentemente estas acciones que atentan contra el tejido social de los departamentos del Cesar y el Magdalena, regiones que han sacrificado la salud de sus trabajadores, los recursos naturales y la vida de obreros, para llenar los bolsillos de accionistas internacionales, quienes, en un gesto despreciablemente egoísta, hoy no son capaces de devolver un ápice de todo lo que han saqueado en nuestro país.

De manera respetuosa, pero enérgica, hacemos un llamado al Ministerio del Trabajo para que tome cartas en el asunto y aclare a la opinión pública en general y a las comunidades regionales si autorizó el despido masivo de estos 100 trabajadores, entre quienes se encuentran personas con estabilidad laboral reforzada, cargando aún con mayor alevosía un acto de por sí cruel e inhumano.

Desde ayer, 19 de febrero, Sintracarbón y Sintramienergética realizan plantones y protestas a las entradas de las Minas Calenturitas y La Jagua.

Haciendo uso del artículo 37 de la Constitución política de Colombia, el derecho a la protesta y a la manifestación pacífica, Sintracarbón y el sindicato hermano Sintramienergética realizan desde ayer un plantón a la entrada de las minas Calenturitas y La Jagua, sin interrupción de las vías públicas o privadas. Sin embargo, la Policía Nacional ha desplegado un exagerado movimiento de efectivos, tratando de amedrentar y cortar esta iniciativa sindical pacífica y constitucional de protestar ante los despidos masivos y con el único fin de evitar la tragedia social que el Grupo Prodeco, con indiferencia e insensibilidad social, ha desatado en el Cesar y el Magdalena.

El senador del Partido Verde, Antonio Sanguino Páez, en vocería de la bancada de oposición ha enviado un derecho de petición con carácter de urgencia al ministro del Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, con el fin de que le sea aclarada a la sociedad colombiana en general si su despacho ha autorizado el despido masivo de las y los obreros que laboran en las minas, el tren y el puerto concesionados a la multinacional Grupo Prodeco.

Desde ayer, 19 de febrero, Sintracarbón y Sintramienergética realizan plantones y protestas a las entradas de las Minas Calenturitas y La Jagua.

Agradecemos este valiente gesto de las y los congresistas de oposición y hacemos un llamado a los medios de comunicación, a las ONG y a los movimientos políticos y sociales que luchan por el bienestar de la clase obrera colombiana a rodear a nuestras compañeras y compañeros y a apoyar y evitar la tragedia que se avecina para las y los obreros, quienes han entregado décadas de sus vidas en estas operaciones mineras con trabajo honesto y duro, y lo único que reciben hoy de parte de la multinacional y del Estado es una pírrica indemnización y las nefastas consecuencias que trae el desempleo, agravadas por la situación de depresión económica y social que ha traído para Colombia la pandemia de la covid-19.

La Junta Directiva Nacional de Sintracarbón manifiesta a nuestros compañeros y compañeras que laboran en el Cesar y el Magdalena que el sindicato está adelantando las acciones necesarias para detener esta masacre laboral. Estamos convencidos de que los despidos masivos, el desempleo y la miseria no deben ser las consecuencias naturales de la caída de la demanda mundial del carbón, ya que tanto las multinacionales, como el Estado colombiano, se han lucrado de las enormes ganancias que ha producido la fuerza de trabajo que hoy es desechada inhumanamente.

Desde ayer, 19 de febrero, Sintracarbón y Sintramienergética realizan plantones y protestas a las entradas de las Minas Calenturitas y La Jagua.

El Gobierno Nacional, dentro de su obligación constitucional de proteger la vida, la salud y el trabajo de los habitantes colombianos, está compelido a atajar esta crisis social. Salidas existen y nuestro sindicato siempre ha sido propositivo en estos aspectos. Si bien la demanda mundial del carbón ha disminuido, no ha cesado aún, y estamos convencidos de que, si una mina no es rentable para una empresa ultracapitalista, en manos del Estado, la explotación minera sí alcanzaría para garantizar el empleo de quienes hoy devengan allí su sustento y cubrir los pasivos sociales y ambientales generados por las minas.

Reiteramos entonces el llamado al Gobierno Nacional presidido por Iván Duque Márquez, para que tome cartas en el asunto y frene esta crisis social que hoy detona el Grupo Prodeco. Nuestra soberanía debe estar por encima de los intereses mezquinos de quienes solo ven en nuestro país esclavitud, muerte y pobreza, a cambio de enriquecerse sin límites.

¡Solo juntos, saldremos adelante!

¡La lucha continúa!

Junta Directiva Nacional
Sintracarbón

Igor Díaz López
Presidente

Aquí puedes descargar el comunicado en formato PDF.

Esta es la petición que el senador Sanguino y la bancada de oposición elevaron al Mintrabajo.

Carta en PDF del Senador Antonio Sanguino al Mintrabajo ante despidos de Prodeco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.